La Cátedra de Seguridad Vial de la Unesco da el ultimatum al Ayuntamiento de Córdoba.

by

En la foto teneis una visión habitual de la calle peatonal Jesús María.

Hoy viene un interesante artículo en ABC sobre esta situación de invasión de las zonas peatonales.

La Unesco avisa de las escasas multas por circular en zonas prohibidas del Casco.

(Diario ABC, 28 de enero del 2007)

A. R. VEGACÓRDOBA.

La ampliación de áreas de acceso restringido al tráfico, lo que se conoce como Acire, en el casco histórico no siempre las libra del asedio atropellado de los coches.

El ejemplo más evidente es el de la plaza Capuchinas y la calle Torres Cabrera. A pesar de que al principio de dicha vía (en el cruce con Alfonso XIII) aparece una señal indicativa de que se trata de una zona Acire, poco o nulo efecto surte en los conductores, que acostumbran a tomar este atajo para ir desde el Centro a la plaza de Colón.

Éste es uno de los casos más contradictorios de invasión circulatoria en el Casco que han puesto en alerta a la Cátedra de Seguridad Vial de la Unesco, que evalúa la movilidad en la ciudad con el fin de determinar si está preparada para acoger un evento de las características de la Capital Cultural Europea en 2016.

En su primer informe, que planea hacer público esta semana y que ha sido avanzado en parte a ABC, el organismo advierte a la Administración local de que «hace muy poco por cumplir» las restricciones que aprueba, en alusión a las Acire (son 11 en la actualidad) aprobadas por el Pleno en 2005.

La prueba más palpable de ello es que las multas por circular en estas zonas son insuficientes tras comprobar la Unesco «in situ» la facilidad con la que son desoídas las señales.

En este sentido, considera que en la mayoría de los casos son efectivas las restricciones cuando se opta por medidas drásticas, como las pilonas que ha puesto en marcha en la Puerta de Sevilla, San Pablo, la plaza de Capuchinos (Cristo de los Faroles) o desde el lunes pasado en la calle Amador de los Ríos para descargar de tráfico el entorno de la Mezquita todos los días de la semana.

Según los datos facilitados por el Área municipal de Movilidad, la Policía Local apenas denunció a 141 vehículos el pasado año por acceder a estas vías donde sólo está permitida la circulación de residentes, dueños de cocheras, comerciantes y transporte público.

El dato contrasta con los 7.316 boletines que se rellenaron por estacionar en zonas peatonales y limitadas al tráfico.

La Cátedra aconseja al Ayuntamiento, según ha podido saber este periódico, que «ponga señales de zonas de preferencia peatonal con un disco de limitación de 20 kilómetros por hora en vez de placas con las siglas Acire» cuyo significado es ignorado por gran parte de la población. «Son medidas concretas y más educativas que costaría muy poco hacer», señala.

Como aspecto positivo, destaca que el Ayuntamiento haya encargado un estudio para reordenar las señales orientativas en la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: