Posts Tagged ‘Ecologistas en Acción’

Conferencia Agua y Cambio Climático en Córdoba, 20 de Febrero.

febrero 18, 2009
Ciclo Conferencias Ecologia Diputación Ecologistas en Acción

Ciclo Conferencias Ecologia Diputación. Ecologistas en Acción

 VIII Ciclo de Conferencias “Ecología y Medio Ambiente”

Agua y Cambio Climático.

Ponente: Margarita Astrálaga, directora del Centro de Cooperación del Mediterráneo de la UICN.

Día: Viernes 20 de Febrero.

Horario: 20:00 Horas.

Lugar: Salón de Actos Diputación Córdoba.

Organiza: Ecologistas en Acción Córdoba.

Conferencia Crisis Energética en Córdoba, 13 de Febrero.

febrero 12, 2009
Crisis Energética  Galeria de A.Lever.

Crisis Energética Galería de A.Lever.

 

VIII Ciclo de Conferencias “Ecología y Medio Ambiente”

Crisis Energética: Consecuencias y Alternativas.

Ponente: Daniel Gómez Cañete.

Día: Viernes 13 de Febrero.

Horario: 20:00 Horas.

Lugar: Salón de Actos Diputación Córdoba.

Organiza: Ecologistas en Acción Córdoba.

Daniel Gómez cursó estudios de filosofía en la Universidad de Barcelona, y escribe como periodista sobre nuevas tecnologías de la información desde 1997, se ha interesado  especialmente en la creación de comunidades virtuales intencionales en Internet que promuevan el debate y la libre participación.

Ha participado como docente en proyectos de alfabetización digital, como la Casa de Oficios para la Ciudad del Conocimiento de Barcelona Activa.

Desde 2000 se ha interesado por los asuntos energéticos, editando, desde octubre de 2003 la página web Crisis Energética (www.crisisenergetica.org). En 2004 fundó, junto a Pedro Prieto y Marcel Coderch, la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos, de la que es presidente (AEREN). Desde 2006 AEREN representa en España a ASPO, bajo la denominación AEREN – ASPO Spain.

Actualmente es miembro de la comisión permanente del Observatorio de la Crisis Energética y las Alternativas de Sociedad (http://www.oceas.org/), imparte clases sobre nuevas tecnologías de la información en la Universidad  de Vic y asesora en materias de energía al Institut Català de l’Energia y al Consell Asessor per al Desenvolupament Sostenible.

Foto: Galeria A. Lever

Admitamos que los Coches 4×4 son el vehículo habitual para movernos por la ciudad nos dice el Diario El País.

octubre 1, 2008

 

 

Resulta siempre sorprendente esa sección de los periódicos dedicada al Motor donde se hacen verdaderos ditirambos llenos de elogios de las virtudes de los coches. Se trata de una sección que puede calificarse sin ningún género de publicidad.

Muy recientemente el Diario El País en esta sección de Motor nos confirma que los Todo-Terreno son  vehículos eminentemente urbanos.

Lo lógico, según el “diario de referencia”, es desplazarse por ciudad con un enorme vehículo de casi 2000 kilogramos, con todo el derroche de espacio y consumo que esto supone.

Y como lo suyo es moverse por la ciudad con estos mastodontes, pues los vamos a dotar con medidas que eviten golpes en la urbe.

A continuación reproducimos un resumen de la Campaña de Ecologistas en Acción:

4×4 = MENOS PLANETA.

El transporte es uno de los sectores que mas impacto ecológico genera en el mundo desarrollado, especialmente el transporte por carretera. En el Estado español este último contribuye al cambio climático emitiendo el 25 % del total de emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero.

Entre los diferentes modelos de vehículos que circulan en las carreteras españolas son especialmente relevantes los Todo-terreno o vehículos 4X4. La mayoría de los modelos de 4X4 que circulan en nuestras carreteras presentan unos niveles de emisión de CO2 muy elevados, generalmente por encima del resto de vehículos.

De los 20 modelos más vendidos en el Estado español en 2006, prácticamente todos emiten por encima de los 200 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

En el contexto actual en el que la contribución del transporte al cambio climático crece de forma imparable, los 4X4 representan una opción totalmente insostenible.

Además de los problemas derivados de las emisiones de gases de efecto invernadero, los 4X4 generan un fuerte impacto sobre el medio natural, incrementando la presión sobre entornos poco accesibles y degradando la red de caminos y pistas forestales.

Los 4X4 presentan también gravísimas consecuencias en caso de siniestro o atropello, tanto para los ocupantes de los vehículos con los que colisionan como para los peatones.

Esta concentración de impactos negativos es consecuencia de las características de estos vehículos: mayores dimensiones, mayor peso y mayor potencia y, por tanto, mayor consumo de energía y mayores emisiones.

Ecologistas en Acción considera que es necesario romper con la visión mitificadora de estos vehículos que ofrece la publicidad con el único objetivo de vender un tipo de vehículo totalmente innecesario en la ciudad y muy cuestionable en el campo salvo para usos estrictamente agrícolas, ganaderos o forestales.

Asimismo es necesario un cambio de percepción sobre los conductores de estos vehículos: lejos de ser representantes del éxito social, no son sino el exponente más claro del despilfarro de recursos y de insolidaridad con el resto del planeta.

Con esta información Ecologistas en Acción quiere hacer llegar a la ciudadanía su oposición a la fabricación y venta de este tipo de vehículos para usos no profesionales utilizando como medio una campaña de ámbito estatal que se desarrolla con el lema 4X4 = MENOS PLANETA.

¿Por qué nos oponemos al circuito urbano de F1?

agosto 25, 2008
Circuito Urbano Formula 1 Valencia

Circuito Urbano Formula 1 Valencia

Reproducimos el comunicado de prensa de Ecologistas en Acción de Valencia que denuncia la barbaridad y sinrazón que ha sido la realización de un circuito urbano de formula 1 en Valencia.

¿Cuanto se podría haber hecho por la movilidad sostenible en Valencia con el dineral dilapidado en este circuito?

¿Por qué nos oponemos al circuito urbano de F1?

La barbaridad de la construcción del Valencia Street Circuit de Fórmula 1 dentro de la ciudad (cauce del río, barrio de Nazaret, del Grau, del Cabanyal y dársena interior del puerto) es de tal calibre que difícilmente se puede comprender, a no ser porque tenemos un Gobierno autonómico con terribles ansias de notoriedad cueste lo que cueste, con una megalomanía patológica y sin ninguna preocupación seria por el urbanismo de la ciudad, ni tampoco por las prioridades sociales de los ciudadanos, menos vistosas, pero más importantes para la mayoría de la población.

Tenemos ya un circuito, el Ricardo Tormo, en Cheste, para competiciones de coches y motos, que acumula unas pérdidas de 60 millones de euros desde su puesta en funcionamiento hace nueve años. No se entiende todo este derroche en algo que tanto va a perjudicar a la ciudad y tanto va a molestar a los ciudadanos.

Hasta el momento, que se sepa, se han gastado más de 85 millones de euros, que todavía no se sabe cuándo y cómo podrán pagarse, teniendo en cuenta, además, que este Gobierno autonómico está gravemente endeudado en más de 11.550 millones de euros. ¿Tiene este Gobierno el dinero para hacer frente a todo ello? ¿Y qué será de las inversiones que urgentemente necesitan las partidas de educación y sanidad -sólo se han gastado 69,3 millones de euros en hospitales y centros de salud-, por no hablar de más cosas? ¿Se sabe, por ejemplo, que el barrio del Grau, una de las zonas afectadas, no tiene todavía un centro de salud?

La realización del circuito urbano, siendo el País Valencià uno de los territorios de Europa que más se aleja del cumplimiento del Protocolo de Kioto y de los acuerdos medioambientales de la UE, y siendo Valencia una de las ciudades con mayor nivel de contaminación acústica y atmosférica de Europa procedente del tráfico privado, evidencia la total insensibilidad por el medio ambiente tanto del ayuntamiento como el Gobierno autonómico. Suponen un retroceso educativo en la seguridad vial al ligar en el imaginario ciudadano, sobre todo de los jóvenes, ciudad y velocidad. Esta ilógica asociación de ideas está en el origen de las carreras ilegales y del terrorismo suicida vial que se viene produciendo en las calles de diferentes ciudades.

No se ha proporcionado a la ciudadanía toda la información que un gobierno democrático debe ofrecer, se ha negado la participación pública al colectivo ciudadano Fórmula Verda, que integra a varios grupos ecologistas, sociales y vecinales, esquivando el estudio de impacto ambiental.

El Decreto de Interés General del 8 de febrero de 2008 por el cual el Gobierno autonómico regula la construcción del circuito y las actividades relacionadas con la prueba automovilística, vulnera un total de ocho leyes distintas. Nunca antes en la historia de la democracia española se había reducido un conjunto tan numeroso de garantías jurídicas del Estado de Derecho con esta brevedad.

Con la construcción de este circuito se ha perdido la gran oportunidad de terminar racionalmente la urbanización de la ciudad y no responde a las prioridades sociales. Cuesta mucho dinero, que ha provenido de las administraciones públicas, pero los beneficios se lo llevan unos pocos. Ocasiona graves molestias a la población, de ruido, de contaminación, de obras. Y para los que habitan cerca del circuito, todo esto es un infierno; para el resto, una pesadilla. Y a mucha gente joven y no tan joven se les está mostrando una bonita lección: la ciudad maltratada, el medio ambiente ignorado (piensen en las emisiones de CO2) y el culto a la velocidad sublimado. Todo un ejemplo de falta de democracia y de maltrato a la ciudad.

En síntesis, y por todas las razones anteriores, nuestra radical oposición al circuito urbano de Fórmula 1 en Valencia. No tanto al espectáculo en sí, sino al modelo de vida y de cultura urbana que representa, ajeno a los desafíos medioambientales y energéticos del siglo XXI y a los nuevos horizontes de producción, consumo y bienestar sostenibles, compartidos y solidarios que queremos para nuestros hijos y nietos.

Luis Cerrillo, Ecologistes en Acció de València y Coordinadora Fórmula Verda.