Posts Tagged ‘PEIT’

Los modos no motorizados no son una prioridad para el Ministerio de Fomento.

abril 9, 2009

Comunicado conjunto de ConBici, Coordinadora en Defensa de la Bicicleta y ANDANDO, Foro de organizaciones de defensa del caminar.

En el año 2005 se aprobó y publicó el Plan Estratégico de Infraestructuras del Transporte (PEIT), que incluía un apartado específico sobre la promoción de la movilidad peatonal y ciclista, en el que se declaraban una serie de compromisos para promover estos dos modos de desplazamiento.

El PEIT comprometía la redacción de un “Plan de promoción de los modos no motorizados”, articulado a través de una estrategia específica para la bicicleta y otra para el peatón, en cuya elaboración se contaría con la participación de los agentes sociales e institucionales interesados.

El Ministerio de Fomento inició en 2006 la redacción de dicho plan. Sin embargo, han pasado tres años y sólo hemos tenido ocasión a mediados del año 2008 de ver un documento de síntesis del borrador, que no daba pie a ser valorado, dado que las propuestas eran demasiado genéricas, sin un adecuado nivel de detalle.

Pensamos que, lamentablemente, estos dos modos de transporte no son una prioridad para el Ministerio de Fomento, visto el incumplimiento de los compromisos establecidos en el PEIT.

En el caso de la movilidad ciclista, y ateniéndonos concretamente a los puntos que el propio PEIT se comprometía a mejorar, la seguridad vial del ciclista sigue registrando malos resultados, como demuestra que pese a la importante disminución del número de siniestros en el conjunto de la movilidad, la siniestralidad ciclista se mantiene en los mismos inaceptables niveles en los últimos años.

La intermodalidad de la bicicleta con los medios de transporte público interurbanos tampoco mejora sustancialmente. No se ha iniciado proceso alguno para la creación de la Red Básica de Vías Ciclistas.

Ni se ha iniciado el proceso de ayudas a la financiación de infraestructuras viarias para la bicicleta.

El ámbito legislativo relacionado con las bicicletas no ha cambiado desde la aprobación del PEIT y ya se observa claramente cómo hay un obvio desfase entre la nueva realidad de la bicicleta como medio de transporte y una normativa anticuada, desmotivadora y restrictiva hacia los ciclistas. Asimismo se ha hecho muy poco para la promoción del uso de la bicicleta en general.

En el caso de la movilidad peatonal, la situación tampoco ha mejorado significativamente en los últimos años, mientras que los criterios señalados en el PEIT no se han plasmado en ningún documento ministerial ni se han dado los pasos para una coordinación entre los departamentos involucrados (Interior, Medio Ambiente, Sanidad, Educación, Industria, etc.).

Por todo ello, exigimos:

  • Que no se demore más la redacción definitiva y la aprobación del “Plan de Promoción de los modos no motorizados”, ni las correspondientes estrategias peatonal y ciclista, al igual que se ha hecho en otros ámbitos como carreteras o líneas ferroviarias de alta velocidad.
  • Que se consulte a los colectivos implicados, mostrándoles el plan de forma completa, no sólo con documentos de síntesis, y sean tenidas en cuentas sus aportaciones.
  • Que se incluya en el plan tanto el calendario de ejecución o programación de las actuaciones previstas, como las vías de participación, agentes a los que se desea implicar, recursos económicos y humanos necesarios y mecanismos de evaluación previstos.
Anuncios

La Estrategia de Movilidad Sostenible es un brindis al sol.

enero 20, 2009

El Gobierno central acaba de hacer público el Borrador de la Estrategia Española de Movilidad Sostenible. Para Ecologistas en Acción se trata de una serie de recomendaciones y propuestas de actuación que no tendrán apenas repercusión positiva porque no tienen carácter legal.

El Gobierno tiene la obligación de elaborar una Ley de Movilidad Sostenible que reconduzca los graves impactos ambientales, sociales y económicos que hoy por hoy está ocasionando el transporte.

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino acaba de colgar en su página web el “Borrador 15/01/09 de la Estrategia Española de Movilidad Sostenible”. Al mismo tiempo, se ha abierto un periodo de participación pública hasta el 7 de febrero, para que se aporten comentarios a dicho documento.

La principal crítica que hace Ecologistas en Acción a esta Estrategia es su carácter de mera recomendación, sin fuerza legal para hacer cumplir sus planteamientos. La organización ecologista considera que los graves problemas de carácter ambiental, social, económico y territorial que hoy día causa el transporte en España, deben ser abordados de forma decidida con una Ley de Movilidad Sostenible, no con recomendaciones que con toda seguridad serán incumplidas.

Efectivamente, el transporte es ya el principal sector en cuanto a su contribución a las emisiones que causan el cambio climático (un 25,4% de las emisiones totales); también consume un 39,2% de la energía final que se emplea en España; genera graves problemas de contaminación del aire y de ruido en las áreas urbanas; la fragmentación del territorio que provocan las grandes infraestructuras –autovías, líneas de AVE– es la principal amenaza de la biodiversidad en nuestro país.

Además, el Gobierno tiene la obligación de elaborar con carácter urgente una Ley de Movilidad Sostenible. La Ley de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera –Ley 34/2007– dice en su Disposición adicional séptima que “el Gobierno, en desarrollo de las medidas urgentes a adoptar contra el cambio climático, elaborará una ley de movilidad sostenible”. Por si esto fuera poco, la promulgación de esta necesaria Ley estaba incluida entre las promesas electorales del PSOE.

Aunque buena parte de las propuestas que realiza el Borrador de la Estrategia son acertadas desde el punto de vista de Ecologistas en Acción, hay algunas que son inasumibles. Entre otras, que se presente al Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte del Ministerio de Fomento, PEIT, como uno de los modos de alcanzar la sostenibilidad en el transporte, cuando en realidad se trata de un Plan desarrollista e insostenible, que ignora nuestra sobredotación en autovías y que se está realizando incumpliendo la legislación sobre evaluación ambiental estratégica.

Por otro lado, Ecologistas en Acción echa en falta en la Estrategia medidas más ambiciosas y claras para reducir la demanda de transporte. No se puede caminar hacia la sostenibilidad si no se disminuyen las tasas de movilidad –de personas y mercancías– en todos los medios de transporte, pero en especial en los más insostenibles, como la carretera y la aviación.

En todo caso, todas las propuestas incluidas en la estrategia, ya sean positivas o negativas, no son sino un brindis al sol. Unas meras recomendaciones que las distintas administraciones ignorarán en tanto en cuanto no tengan la obligación legal de cumplirlas. Y esto sólo se conseguirá con una Ley de Movilidad Sostenible que, hoy por hoy, no parece estar en los planes del Gobierno.

ConBici reclama al Ministerio de Fomento que cumpla sus compromisos de promover la movilidad ciclista en el territorio español.

enero 11, 2009

ConBici, Coordinadora en Defensa de la Bicicleta, desea denunciar públicamente el incumplimiento del Ministerio de Fomento de sus compromisos en materia de promoción del uso de la bicicleta como medio de desplazamiento, y le reclama que impulse urgentemente el proceso para la elaboración de una estrategia ciclista de ámbito estatal, con la participación activa de los agentes concernidos.   _____________________

El Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), aprobado en julio de 2005 por el Gobierno español, recogía algunas de las propuestas presentadas por ConBici, entre las que se recogía el compromiso del Gobierno español de impulsar una “estrategia para la promoción de la bicicleta, para cuya elaboración se contará con la participación de los agentes sociales e institucionales interesados”.

Este hecho lo valoramos en su día muy positivamente al tratarse de la primera vez que el Estado español tomaba en consideración a la bicicleta como medio de transporte, en una planificación de infraestructuras de ámbito estatal. De dicho modo asumía, no sólo las reivindicaciones de los usuarios de la bicicleta, sino también los llamamientos de la Conferencia Europea de Ministros de Transportes quien apela[1] expresamente a sus Estados miembros a definir marcos nacionales de acción para la promoción del uso de la bicicleta como medio de transporte.

Sin embargo, con el paso del tiempo esta satisfacción inicial se fue trasformando en decepción, al comprobar la inactividad del Ministerio de Fomento en esta materia.   Muchas fueron las gestiones que ConBici tuvo que efectuar para recabar información sobre la citada estrategia, hasta que 3 años después, en mayo de 2008, la Dirección General de Planificación y Coordinación Territorial del Ministerio de Fomento nos remitió un resumen de un documento más extenso, titulado “Estrategia de promoción de los modos saludables”, a fin de recabar nuestra opinión.

Tras haber transcurrido más de 6 meses desde que ConBici remitió al Ministerio de Fomento sus aportaciones a dicho documento, a día de hoy desconocemos su valoración al respecto, así como el contenido de la versión íntegra del documento, el diseño del proceso de debate y aprobación de la citada estrategia, las vías de participación previstas, los agentes a los que se desea implicar, etc.

Resulta inaceptable que el Estado español, que ocupa la 5ª posición más baja en la clasificación de países de la Unión Europea, en función del uso de la bicicleta como medio de transporte cotidiano, a pesar de su discurso oficial a favor de la sostenibilidad y de la reducción de la dependencia con respecto a los combustibles fósiles, siga ignorando que la movilidad ciclista constituye una parte imprescindible de cualquier política de transportes que aspire a la sostenibilidad ambiental, el bienestar y la equidad social. Todo son prisas cuando se quieren hacer planes y proyectos para otros tipos de modos de transporte menos sostenibles que la bicicleta.

Por tanto, ConBici se ve en la obligación de denunciar públicamente esta actitud del Gobierno español, y reclamarle que, sin más dilación, impulse la participación activa de los agentes sociales, económicos e institucionales interesados en la elaboración de la estrategia de ámbito estatal para la promoción de la bicicleta y se pueda así, de una vez, llevar a cabo su ejecución, todo ello con el fin de promover un uso cómodo, seguro y atractivo de este vehículo como parte integrante de una política de transporte integral y sostenible.